jueves, 3 de marzo de 2016

Ultimátum









Te busco en el infinito
En los años sin tiempo
En huellas antes de ser pisadas.
Te busco en mis veinte
En mis ojos sin lágrimas

En la luz de tus mejores años.
Persigo la fuerza de tu cuerpo,
El brillo serrano de tu piel,
Entre las mortecinas luces de la feria.
Siempre imperceptible para ti,
Apenas libélula tras la luz.
Te hallo y te traigo a mis cuarenta
A la llamarada de mi sexo experimentado
A la mujer que creció mientras estuvimos perdidos.
Invitado a la última puesta en escena de mis sueños.
¡Hemos andado tanto sin caminar nada!
De Norte a Sur, y viceversa.
Cara o cruz
Amor u olvido.

Patricia Báez
8/2/2016
Baní, prov. Peravia

Mujer de los rieles














A mi que me dejaron sin voz,
Cerrado el útero de desamor,
siguiendo la mala estrella del hierro de sol a luna.

A mi que no me comprendieron,
Arrancados mis hijos de su jardín,
Empujados mis blancos huesos al abismo.

 A mi que se me despojó del amor
Y dieron por abrigo fría noche,
Al amparo de la luna y sus lobos.

A mi que no tuve defensa.
Señalada con rencor,
Tres veces repudiada:
Mujer, pobre y negra.

A mi que calmé el hambre de las bestias,
Raído mi cuerpo,
 El alma ya en pena.

A mi, caminante a la orilla del tren de Sánchez.
El pecho henchido de imaginar sus caritas;
Bolsillos vacíos. Punto negro del paisaje diurno.

A ti, a quien he venido a hallar en el hades.
A ti, quien me odió hasta morir.

A mi, que me empujaste a la muerte en vida,
Me sabe a gloria el infierno Si he de verte purgar el dolor de mis heridas.



Patricia Báez Martínez
17/2/2016
Baní, prov. Peravia

* La foto corresponde a las vías férreas de los vagones cañeros del suroeste dominicano. 

lunes, 7 de septiembre de 2015

Mana: Una santa y tres visiones


Por Patricia Báez Martínez

Cuando se llega a Mana, a mano de derecha en la carretera, se divisan sin obstáculos dos ermitas pintadas de azul cielo (el color de La Pura y Limpia), pero allá arriba, en El Firme, está la principal, la que fundó Viviana de la Rosa en 1909, apenas seis años antes de la primera ocupación militar estadounidense a la isla. Según la tarja sobre sus restos mortales, Viviana fue una evangelizadora de la zona que murió en 1925 y dejó una romería en las zonas aledañas,  de manera especial en Baní. Ella designó como su sucesor a su hijo Fabián de la Rosa y éste a su hijo Porfirio de la Rosa Félix (Pipín), quien a su vez designó a Bartola de la Rosa (todos fallecidos); hoy está a cargo Dominga (Carmen) de la Rosa, una mujer de fe y reciedumbre. Para la fiesta a “la madre”, la Virgen de Las Mercedes, la auxilia su hermano menor, Marcelino (Mingo) de la Rosa.

¿Quién fue Viviana de la Rosa?
Se dice que sus padres, María Benita de la Rosa y el Indio Quiterio, eran de San Juan de la Maguana (Suroeste). Es considerada una evangelizadora, la mayoría de sus descendientes niegan que fuera hechicera o curandera. “No era curandera. Aquí nunca se ha hecho hechicería. Aquí se hacía el Santo Rosario con el Evangelio. Viviana no era curandera, ella no leía taza, tampoco preparaba remedio. Ella con su amor que tenía ayudaba a los demás”, defiende con vehemencia Dominga.

Otros tienen datos disidentes, como que era vidente sin necesidad de montarse, y que leía la orina. Su historia se vuelve leyenda y se funde con los cimientes de nuestra historia. Antes de morir, en 1925 - apenas un año después que los marines abandonaran la isla- le habría dicho a Trujillo que lo veía siendo presidente. Pero nada de esto es comprobable, son historias contadas a sus descendientes a la luz de las lámparas jumeadoras. Es así como Viviana de la Rosa se pierde en el tiempo llevándose consigo su verdad.

“La Rosa”
Ella llevó el apellido de su madre, como toda su descendencia, porque quien no tienen el apellido De la Rosa de primero o segundo, lo asume de manera informal, es un símbolo. Tuvo siete hijos: Emilia, Dominga, Juana, Fabián y Brígida.  De las ramas familiares de Dominga, Emilia y Fabián es que han salido los continuadores de la tradición manista.

Emilia, la mayor de las hijas de Viviana de la Rosa, fue la madre de Encarnación, Dolores, Genoveva, Leonilda, Puto y Luis.  Dolores, la segunda hija de Emilia, tuvo diez hijos: Antonio, José Antonio, Juana, China, Tita, Candelario, Candelaria (Popona), Catalina, Crucita e Ismael. De todos ellos, Popona fue la quien habría recibido el llamado de la difunta Viviana para levantar, previo a la Revolución de Abril, una ermita en Monte Bonito de Mana. Allí también se venera a la virgen de Las Mercedes y a La pura y limpia al amparo del cristianismo católico.

Dominga, la segunda hija de Viviana, fue la madre de Socorrito Arias, Lao (apodo),  Octavia de la Rosa, Marcelino de la Rosa y Manuel Bautista de la Rosa (Mané). De todos ellos, Mané fue quien levantó una ermita en la que inicialmente se llevaba la tradición manista al pie de la letra, pero luego se declaró servidor de misterios, es decir, tomó una corriente mágico religiosa.

Fabián fue el único hijo de Viviana y el número cuatro de su descendencia. Fue el padre de Agustina, Joaquín, Bobó, Malí, Porfirio de la Rosa (Pipín), Juan, Ana Felipa, Amancia, Hilario, Pancho y Cristóbal. Fabián fue designado por Viviana para seguir a cargo de la ermita primera y principal y de “la obra” y éste antes de morir delegó en su hijo Pipín, quien es el padre de Bartola, Dominga, Marcelino, Estefanía, Silán (apodo), Anicia, Santo, Octavia, Antonio, Lucrecia, Mercedes y Domingo. De este grupo de doce hijos, fue designada Bartola para continuar el legado, y al ésta morir se hizo cargo Dominga (Carmen).

Mana es un lugar especial desde el punto de vista mágico-religioso en el que se halla respuesta para al menos dos tipos de creencias.

Cristianismo católico
Tanto la ermita de Viviana de la Rosa como la de su bisnieta Popona no admiten los misterios, la montadera, la hechicería, el curanderismo, ignorando que es parte de la herencia taína y africana. “Aquí vino una buscando a Popona para hacer una penitencia, que ella le sirve a Santa Marta, la de la culebra, le dije ni la predique aquí ni en Mana, resérvate eso, predica de Jesús, la Virgen y los Apóstoles”, refiere Popona, una matrona de 88 años humilde y afable.

Tanto Dominga como Popona devuelven al “redil” del evangelio –o al menos así lo creen-  a cualquiera que estimen se ha salido de éste en sus predios. “Hay gente que cree que esto es un centro de espiritismo y no, el que haya creído eso y venga con eso: No, esto no es un centro de espiritismo, pueda que venga gente turbada, pero que uno los va sacando, le va diciendo esto es por acá, porque para eso está el catecismo de la iglesia…”, expresa Dominga.

De acuerdo a sus padres, a principios y aún a mediados del siglo XX era difícil hallar una biblia para evangelizar, pero desde los tiempos de Viviana se hace el esfuerzo por mantener la tradición igual como ella lo hacía. Esa es la visión de Dominga y Marcelino como de Popona.

Sincretismo
A uno pocos metros de Popona se encuentra la proscrita ermita de Mané, un manista que al declararse curandero perdió el favor de la iglesia católica, cuyos sacerdotes jamás fueron a oficiar la misa los días en que celebraba la fiesta a San José. Mané murió en 1987, sus restos se encuentran en su ermita como los de Viviana  y su hijo Fabián están en la iglesia de El Firme. A Popona no le interesa que sus restos descansen en su ermita, desea que la tumba de su padre, en el cementerio  de Yaguate, sea su última morada, es decir, que de las tres ermitas de Mana, será la de ella la que no albergue los restos mortales de la regente.

En la actualidad la ermita de Mané está a cargo su hijo mayor, Juan Díaz, pero éste no es evangelizador ni servidor de misterios, sino un simple mortal caído en desgracia que se vió precisado a volver al hogar paterno, y ha dejado abierta la ermita a donde llegan las procesiones o romerías desde Baní enmarcadas en lo que el antropólogo Dagoberto Tejeda da en llamar vodú dominicano.  En este altar se venera a San José, a San Judas, y a la virgen de Lourdes. Había en él una imagen de La Metresa, pero estaba de “visita”.

Los rastros de las romerías sincréticas eran evidentes en el lugar: Mentas, túbanos, velones de diferentes colores y algunas botellas vacías de alcohol.

La Cueva y los charcos
La topografía de la cual fue dotada Mana por la naturaleza es parte fundamental de este enclave mágico-religioso que recibe cada año una cantidad significativa de peregrinos. A estos puntos geográficos acuden tanto los que siguen la fe cristiana como los creyentes en los misterios, en especial los últimos, quienes encuentran en estos espacios públicos y naturales el lugar ideal sentir las corrientes y misterios a los que sirven, y otros que son propios de la zona.

El primero de esos paraísos mágico-religiosos es la cueva del Conde, allí se encuentran Santa Marta y el Rey Molinero en una cascada de agua de varios metros. Los creyentes en la hechicería se bañan allí, y supuestamente “sube” el rey del agua, que es el mismo Rey Molinero. Más arriba hay una Santa Cruz donde se encienden velas y las personas piden deseos. Más arriba está la famosa Cueva de Mana, donde se encuentra la imagen del caballo de San Santiago. Hay un arroyo allí. Las personas encienden velas, se hacen despojos, entre otros ritos de la tradición mágica. Y bajando de la iglesia de Viviana de la Rosa se halla el Pozo de la Virgen, los creyentes tienden a bañarse allí después de haber visitado la iglesia, se hacen despojos, se “bautizan cerebros”, se hacen ofrendas. “Ahí hay un indio”, refiere una feligrés de Baní.

Fiestas en Mana

En la iglesia de Viviana de la Rosa: Cada 8 de septiembre, en honor a Las Mercedes
En la ermita de Popona: Segundo sábado de febrero, en honor a la Alta Gracia.

En la ermita de Mané. Allí se hacen tres fiestas durante el año: a San José,  cada 19 de marzo; a la virgen de Lourdes, cada 11 de febrero;  y a San Judas Tadeo, cada 28 de octubre.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Fiesta a Las Mercedes en Mana


Por Patricia Báez Martínez

“Me mandó a decir Viviana
-A toda su romería-:
"Levanten El Firmamento
Que se está llegando el día"”. (Salve banileja)

La virgen de Las Mercedes, una de las tradiciones marianas que se veneran en la isla, tiene su día: el 24 de septiembre, pero en Mana de Yaguate, San Cristóbal, esa fiesta se celebra el día 8 de septiembre desde hace más de cien años, cuando Viviana de la Rosa levantó una ermita para venerar a esta deidad de la religiosidad popular dominicana. Es por eso que este martes habrá fiesta en grande en Mana después de nueve novenas que inician a las 6:00 de la tarde con el Santo Rosario y que terminan con toque de palos, tambora y güira a eso de las 11:00 de la noche.

Como el mismo día 8 de septiembre la fiesta termina a las 4:00 de la tarde después de una jornada intensiva que inicia con La bella aurora y la santa misa, para muchos feligreses la mejor novena es la de la víspera, es decir, la de este lunes 7 de septiembre, porque es la última noche que se tocarán los palos en El Fuerte, el paraje donde se encuentra la ermita, remodelada a inicios de este siglo y donde reposan los restos de Viviana, una evangelizadora que cuenta con la mayoría de sus seguidores en Baní donde desde tiempos inmemoriales parten procesiones hacia la ermita de Santa Viviana y La Cueva de Mana.

Se espera que el lugar se engalane de colores, cánticos, palos y visitantes, como siempre, allí nunca han faltado los devotos, aunque la mala condición de diez kilómetros de carretera ha espantado a muchos. Para Dominga de la Rosa, uno de los dos descendientes de la evangelizadora a cargo de la fiesta, puede ser que la misma “madre” (Las Mercedes) no quiere que la carretera de acceso sea reparada y así los creyentes se vean obligados a hacer un sacrificio para postrarse a sus pies. Sin embargo, para la comunidad es una tortura, porque los vehículos se deterioran y las malas condiciones del trayecto también encarece el transporte, que de por sí es bien escaso.  Así las cosas, las actividades religiosas, que pudieran constituir un atractivo turístico que les genere algunos ingresos a los maneros, se dificultan.

Y es que en Mana ahora mismo no hay nada qué hacer, muchos hombres con fuerzas para trabajar merodean buscando qué ramajear para dar de comer a los suyos. Antes de la sequía, en la zona se sembraba habichuelas, guandules, maíz, plátano, guineo, y también se descosechaba mango y aguacate, pero ahora las parcelas están peladas como sabanas, nadie pierde su tiempo sembrando. No hay agua; el ayuntamiento de Yaguate al menos reparte el líquido entre los habitantes para sus necesidades básicas. A pesar de este servicio, para muchos el ayuntamiento se ha olvidado de la comunidad.

Con todo, el próximo martes casi todos ellos olvidarán las penurias y se entregarán a venerar a la virgen de Las Mercedes, de seguro le pedirán lluvia, trabajo, salud, amor, y otras carencias y menudencias del cuerpo y el alma.

Religión
En la iglesia De la Rosa se profesa la fe cristiana católica combinada con la veneración a la virgen de Las Mercedes y los apóstoles, es decir, un seudosincretismo. En el altar, se halla la virgen antes mencionada, además La Pura y Limpia, la Cruz del Calvario y un Sagrado Corazón de Jesús; después los demás santos “son visita”, porque los santos y las vírgenes “caminan” en nuestra religiosidad popular, es decir, visitan otros altares.



Datos sobre Mana

Pertenece al municipio de Yaguate, y se encuentra a más de treinta kilómetros de éste, subiendo por la carretera que va a la presa de Valdesia, ya en el cruce de Boca de Mana se gira a la derecha y se sigue ese sendero en mal estado hasta encontrar la comunidad. El transporte público es escaso e inseguro, por lo que se recomienda subir en vehículo privado de doble tracción, en especial si se quiere subir a El Firme, donde está la iglesia fundada por Viviana de la Rosa a inicios del siglo XX y que ha resistido los avatares de los dictadores y el tiempo.

jueves, 18 de junio de 2015

Danilo y la epifanía de la mentira


Existe una muralla histórica, por no llamarle barrera, que el gobierno de Danilo Medina no ha podido romper, la de la corrupción y la impunidad

Por Patricia Báez Martínez

Cuando todo cuanto se ha dicho es “un amasijo hecho de cuerdas y tendones/un revoltijo de carne con madera/un instrumento sin mejores resplandores/que lucecitas montadas para escena”, solo nos queda  la disección de la mentira.

1.      El Presidente inició su discurso de este martes 17 de junio mencionando avances institucionales y supuestas barreras históricas que ha venido rompiendo su gobierno.  Pero a pesar de que prometió combatir la corrupción y la impunidad, no lo hizo, por el contrario, además de solicitar a la ciudadanía “no lanzar piedras hacia atrás”, de ignorar el rumor público sobre supuestos actos de  corrupción en su gobierno,  ha logrado una reforma constitucional que le permite reelegirse consecutivamente a través de un pacto de impunidad con el presidente de su partido.

2.       El Presidente hizo alardes de un supuesto crecimiento económico, tipo China, y de haber sacado a 500 mil personas de la pobreza.  Sin embargo, un estudio de la Cepal presentado a finales de enero de este mismo año, ubicó a República Dominicana entre los países de la región con mayor pobreza e indigencia: La pobreza apenas habría bajado 0.5 entre 2012 y 2013 al pasar de 41.2%  a 40.7%. Las 500 mil personas sacadas de la pobreza de las que habla el Presidente equivalen al 5% de la población nacional, ese milagro debió producirse en 17 meses, y, sin embargo, no ha sido reconocido por los organismos multilaterales. Un día antes del discurso, el jefe de la División de Desarrollo Social de la Cepal, Simone Cecchini, dijo en el marco de un seminario organizado por la Vicepresidencia de la República que “la pobreza por ingresos ha disminuido” en el país. Muy oportuno el comentario. Mas eso no está ni ha estado en discusión: El PIB ha crecido sostenidamente a la par con la desigualdad, lo que entraña un grave problema de redistribución de los ingresos que Danilo Medina ha ignorado en sus tres años de gobierno.

3.       El Presidente desea seguir su proyecto de crear 100 mil empleos anuales, sin embargo, ¿cuáles son las industrias y las empresas que ha creado el Gobierno? Ninguna. Todo se basa en las visitas sorpresas, para –además de promover la figura presidencial- financiar la actividad productiva a través de la deuda pública que ronda  entre 25 y 30 mil millones de dólares y ha generado un déficit cuasi fiscal de más de 8 mil millones de dólares.  Pretende su Gobierno continuar este propósito de crear 100 mil supuestos empleos anuales, y dejar de lado que el 75% de la población económicamente activa (PEA) gana menos de 15 mil pesos mensuales y sin que se produzca un aumento satisfactorio del salario mínimo, cuando menos.

4.       El Presidente pretende desligarse de la iniciativa de enmienda constitucional, al alegar que él simplemente ha respondido al clamor popular. Sin embargo, él y su equipo, después del primer año de gobierno, han estado trabajando para la reelección, fue él que envió la enmienda constitucional al Congreso que justificó una necesidad de reforma inexistente, porque si él ha sido un buen presidente, quién puede predecir que el próximo no será igual o mejor mandatario que él, solo por mencionar un componente de la huidiza necesidad de reforma. Su objetivo es presentarse ante la población como un mesías sacrificado.

5.       El Presidente se refiere a la democracia, a la institucionalidad y el consenso que supuestamente primó en la aprobación de esta reforma, pero si hubiese sido democrática se habría hecho un referedum o consulta popular, se hubiesen tomado en cuenta las voces disidentes en la Asamblea Nacional, y si fuera institucional quizá no se produce, por ser contra natura reformar una Constitución que apenas cuenta con cinco años de ser aprobada y para beneficio de un Presidente en el Poder; y del consenso ni qué hablar, todos sabemos cómo se produce, y varios asambleístas lo denunciaron: la compra de votos, la corrupción de que los senadores y diputados sigan en sus curules sin someterse al escrutinio en 2016, la impunidad de los ocho años precedentes de gobiernos peledeístas.

6.       El Presidente, para justificar su daño a la institucionalidad y la democracia, se refiere a las constituciones de otros países que sí permiten una reelección consecutiva. Sin embargo, por qué el mandatario no hizo ese mismo ejercicio para determinar que en este país, como en ningún otro del mundo,  se reforma la Carta Magna con tanta fruición y frecuencia.

7.       El Presidente expresa que la reelección es vedada en países con instituciones débiles y que viven el trauma de la dictadura. ¿Y quiere Danilo Medina más dictadura que esta de partido único-dominante que está imponiendo el PLD desde 1996 y de la cual él pasó de cómplice a principal promotor?

8.       El Presidente arguye que “se equivocan también los que dicen que introducir la reelección es beneficiar al gobernante de turno”. Lastimosamente, creemos que el gobernante tiene que ser muy digno para no aprovecharse de su condición para reelegirse, y Danilo Medina  muestra poca dignidad, y pasa a formar parte de la lista de buitres que han asaltado el Estado.

9.       El Presidente, de forma cínica, presenta como fortalezas del país y contrapeso de la reelección, el equilibrio político. Equilibrio que él ha alterado al pactar con el PRD, la que siempre estuvo entre primera y segunda fuerza política desde 1963 a la fecha; y con el PRSC, el primero de los tres partidos del sistema que convirtió en minoritario y satélite a través de la compra de sus líderes y las consabidas canonjías.

10.   El Presidente alega que aún queda mucho para lograr la reelección, que pende sobre él la guillotina de la voluntad popular. En un país con institucionalidad, en el que esta reforma no hubiese tenido lugar, la reelección es una posibilidad 50/50 para el presidente de turno, pero en un país presidencialista como éste, la posibilidad es de 90/10, siendo conservadores. El único presidente que no logró la reelección consecutiva estando en el cargo fue Hipólito Mejía.

11.   El Presidente, después de decir que no envió la enmienda constitucional al Congreso por vanidad, unos párrafos más adelante confiesa que le conviene más aspirar a un segundo mandato ahora que en 2016. Admite, pues, que la modificación procura beneficiarle.

12.   El Presidente exhibe la estabilidad macroeconómica e inflacionaria, sin embargo, no ha podido bajar de precios los alimentos, ni siquiera los de primera necesidad, todo lo contrario, recordemos que para pagar por él, para comprarlo como Presidente, los dominicanos estamos otorgando a las arcas nacionales un 18% de Itebis casi generalizado.

13.   El Presidente, que prometió una reforma del sector eléctrico, junto a la educativa y la fiscal, en su discurso de este miércoles, le bajó de rango a la reforma, ahora es una “iniciativa”.  Menciona el Índice de Desarrollo, pero no se atreve a ponerle el apellido Humano, es decir, IDH, porque en esa materia es consciente de que, según datos de la ONU (2014), estamos en el lugar 102 de una lista de 187 países.


“El pueblo es sabio y siempre juzga con rigidez a quienes están conduciendo su destino”, le tomamos la palabra, Señor Presidente.